Hoy nació una cubana pura y rebelde

Imagen 390En el mes de marzo tuve la oportunidad de visitar la Casa Museo de Vilma Espín en el Segundo Frente .

Allí conocí un poco más de cerca a la mujer que un día como este 7 de abril,  de 1930 nació en la provincia de Santiago de  Cuba. Sobre ella escuché  las historias contadas por quienes celosamente cuidan la casa que al entrar me produjo la sensación de sentir el espíritu de la combatiente de la clandestinidad, de la Sierra Maestra, y la defensora de los derechos de las féminas cubanas.

La morada que conocí fue el lugar donde Vilma y Raúl y otros integrantes de la comandancia del Segundo Frente Oriental descansaban cuando tenían la oportunidad.

Supe que aquí la pareja agigantó su amor y soñó su futuro. Entonces fue cuando los imaginé sentados juntos, tomados de la manos o descansando uno al lado del otro contemplando el verde paraje del lugar y hablando de lo mucho que les faltaba por hacer para ver a una Cuba libre.

Caminé las habitaciones del inmueble que perteneció al terrateniente José Aruro Arias Bosch hasta 1958, momento en que fue ocupada por los revolucionarios de la zona. Por minuto creía que me acompañaba la rebelde con su uniforme verde olivo y su trenza rubia que caía por debajo de los hombros.

En las paredes del interior de la casa cuelgan varias fotos que parecen hablarles a los visitantes, bueno,  de hecho las imágenes fotográficas siempre comunican aunque con mudez. En ella percibí a la mujer que inspiraba respeto entre sus compañeros, a la que atraía a sus amigas, a la que siempre tenía un hermosa sonrisa en su labios para decir buenos días, adelante.

Recorrí la vivienda, que cada vez me parecía más habitada por quienes tejieron historias en ella. Llegué hasta un pasillo exterior y me detuve frente a una fotografía que mostraba a dos personas  que parecían cantar en la cabina de un jeep de la época… de pronto la voz guía del museo explicó que efectivamente eran Vilma y Raúl que cantaban en el momento que el lente de una cámara los detuvo en el tiempo. Solo pensé que el amor aún en tiempo difícil existe y de forma hermosa.

Flores, perfume y música envuelven la Casa Museo que con golpe suave penetran la vista, el olfato y el oído para hablarte también de la mujer sencilla, dulce, y agradable que fue, es y será Vilma, imagen pura y rebelde como su ciudad natal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s