Trabajos prácticos integradores…. angustia en equipo o evaluación final

Una de las alternativas que emplea educación para desarrollar hábitos de estudio independiente y de investigación son los trabajos prácticos integradores que sustituyen la prueba final en algunas asignaturas de cuarto, quinto y sexto grado, según lo previsto en la Resolución Ministerial 238/2014.

En la realización de los mismos juega papel fundamental la familia que vela por el cumplimiento de cada una de las actividades que se orientan por la escuela.

En esta acción docente los profesores organizan equipos de estudiantes que no siempre son del agrado de los mismos compañeros de estudio o de los padres, y esta una de las problemática que da paso a situaciones desagradables cuando se enfrentan al desarrollo del informe integrador.

La conformación de estos grupos se realiza teniendo en cuenta a los  alumnos de alto y bajo rendimiento académico, aunque la preocupación debe estar a la misma altura.

El número de integrantes varía en dependencia de la matrícula, por lo general oscila entre 5 y diez estudiantes, pero a veces  el grupo se divide en dos y es más fácil para el docente, no importa lo trabajoso que resulte para los padres reunirse con tal cantidad para hacer un encuentro .

No son pocos los estudiantes que se quejan de trabajar más que los otros o que algunos no entregaron la respuesta de la pregunta a tiempo porque no les importó, otros aunque tengan la respuesta en mano simplemente no participan en el estudio del informe, olvidándose que la evaluación se gana en colectivo.

También está la situación que temas orientados no aparecen en bibliografías al alcance de los niños en las bibliotecas y laboratorios de computación de las escuelas o en bibliotecas públicas, es ahí donde se acude al uso del INTERNET al cual no todos aún tienen acceso.

Otro factor es la mano del padre que cuando no llega se pasa, es decir, están lo que le responden el trabajo para evitarse un problema o porque la búsqueda de la información está por encima del nivel de aprendizaje del niño; y están lo que por no buscar el tiempo adecuado se desentienden por completo de la responsabilidad escolar.

Si bien esta estrategia educativa evita que los educandos se enfrenten a un alto número de exámenes finales, propicia en muchos el facilismo y el falso aprendizaje, para comprobar esto solo hay que adentrarse un poco en lo que pasa en el día de las exposiciones de los trabajos.

Hay que recordar que lo más importante en la evaluación escolar es que esta sea una reguladora de todo un período lectivo y determine hasta donde es capaz de llegar cada estudiante en su formación integral. Para ello es necesario que docentes y familia trabajen en la misma dirección.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s